Alguien te lo tenía que decir: 100 mitos de la alimentación

1 comentarios

Esta nota no me pertenece: Al pie encontrarás información del sitio donde fue tomado y el enlace para seguir leyendo. Pero me pareció muy interesante y no tenía nada que agregar...

No es fácil desmoronar un mito.

Los mitos son persistentes porque cuentan con la fuerza de la tradición y se alimentan de la nostalgia por las voces, los olores y los sabores de la infancia.
Tampoco son del todo falsos: están elaborados con partes iguales de fantasía, creencias y saberes.

Pero, aunque parezcan inofensivos, pueden ser peligrosos en materia de alimentación porque se vinculan directamente con la salud.


Tortita, tortita... Tortita de manteca!

3 comentarios
No hay nada más argentino que llamar a una amiga (o hermana, mamá, vecina) y terminar con: -¿Nos tomamos unos mates?

No tiene nada que ver con la infusión, sino que es una invitación a charlar, compartir, comentar, sin condicionamientos, agendas, ni intereses... Sólo charla, compartir, escuchar, relajarse.
Qué linda costumbre es la de llevar un budincito, una tortita, que acompañe ese momento, a modo de presente

 Fotografía de www.tastespotting.com
 Acá les dejo esta receta muy fácil, también llamada de 4 cuartos, ya que lleva la misma cantidad de cada uno de los ingredientes. La aromaticé con limón y naranja, pero de vainilla es muy rica también. La cantidad de variaciones posibles es prácticamente infinita, sólo hay que respetar algunas sencillas normas que garantizan que siempre salga bien (Las encontrarás al final de la receta)

Una idea original: Hielo

2 comentarios
Si, Hielo! Presente en todas las reuniones: desde la humilde mesa familiar de verano, hasta una boda, aunque  en ocasiones no sea muy elegante, el hielo siempre está presente.
¿Quién no recuerda la nefasta moda del champagne con hielo, puesto de moda en los ´90 por la casta gobernante en Argentina? ¿Cuántas veces hicimos un verdadero sacrificio por comprar un vino de primera, servido a la temperatura justa, y nuestros comensales reclamaron hielo?
Bueno, aquí les dejo unas ideas para sevir un hielo fashion en cualquier ocasión:


Budín de naranjas (o de lima, de limón, mandarinas o cualquier mezcla de cítricos) sin grasas trans

1 comentarios
Hoy es un sábado gris en Córdoba. Tengo que preparar tres postres que me faltan para la sesión de fotos de postres light de mi empresa Caserito Viandas y estoy dando vueltas sin decidirme a prender el horno. La verdad es que la tarde da para comer un esponjoso budín junto a una pava de mate.
Esta receta es un budín de cualquier cítrico que uno tenga a mano, con el aditivo de que no lleva grasas saturadas... Ojo! No quiere decir que sea bajas calorías, sólo que es apto para personas con colesterol elevado y para todos aquellos golosos que disfruten de comer algo dulce a la tarde. Ingredientes: 1 y 1/2 taza de harina leudante 1 cdita de bicarbonato 1 pizca de sal 1 taza de azúcar 3 huevos 1 pote de yogurt natural o de vainilla 1/2 taza de aceite ralladura de una naranja Procedimiento: Encienda el horno y precaliente en moderado Enmanteque y enharine un molde de budín inglés Mezcle en un bowl los huevos, el yogurt, la ralladura y el aceite En otro bowl pase por el cernidor los ingredientes secos (2 pasadas es mejor que una) Mezcle con una espátula el contenido de los dos bowls y coloque en el molde. Cocine por unos 30 minutos, hasta que al introducir un cuchillito en el centro, éste salga limpio.
Ahora, si lo desea, puede ponerle por encima un glaseado; por un lado resaltará el sabor a naranjas, y por otro lado, preservará la humedad del budín Glaseado de naranjas: Coloque una taza de azúcar impalpable en un bowl, moje con unas gotas de jugo de limón y agregue el jugo de 1/2 naranja y dos cucharadas de mermelada de naranjas. Revuelva hasta que quede sedoso y deje chorrear por encima del budín.

Helados caseros (con máquina)

10 comentarios
Hace muchos años, mi madre volvió de la oficina en la que trabajaba con un "tesoro". Había comprado una máquina maravillosa que te permitía hacer helados caseros

Su funcionamiento era muy sencillo: se colocaba la mezcla en el recipiente, se ponía la tapa y todo el conjunto iba al congelador (hace 30 años no teníamos freezer...). Un cablecito salía por la puerta y se enchufaba, haciendo girar las dos paletas del aparato.
Yo no sé si nosotros eramos muy pobres, o en esa época los helados en la Patagonia eran muy caros, la cuestión es que para nosotros era muy raro ir a una heladería; pero a partir de ese momento comíamos helado todos los fines de semana.
El problema es que los sabores que mi mamá hacía eran los siguientes (los recuerdo como si fuera hoy!)

  • Café
  • Crema Rusa
  • Crema con pasas de uva
  • Algún licor con nueces
Mi hermana y yo los odiábamos y mi papá se los comía con placer...
Juré que jamás le haría a mis hijos algo semejante, pero el fin de semana pasado, mi marido llegó con una novedad...
¡La nueva máquina para hacer helados!
Muy bien, me picó la curiosidad, sobre todo porque veía a los chefs de elgourmet.com hacer helados fantásticos, de té verde, de lavanda, de malbec y de cuantas sobras encontraran dando vueltas.
Empecé paso a paso, nada de andar haciendo locuras de entrada: Primero el helado de dulce de leche (que según la tía Moni, la heladera, siempre fué el más difícil de lograr). Para eso hice una salsa inglesa, le mezclé dulce de leche en caliente, le agregué crema y la puse a helar. Resultado: helado sabor "Flan de dulce de leche", ya que el sabor de las yemas deja su impronta. Por esta razón no les dejo la receta.

Segundo intento: Helado de limón al agua.
Este quedó muy rico, sólo que le faltó el jugo de un limón más, que agrego en esta receta

HELADO CASERO DE LIMÓN AL AGUA

(Para preparar aproximadamente 1/2 litro de helado)
Ingredientes:
  • 1 taza de azúcar
  • 1 y 1/2 taza de agua
  • jugo y ralladura de tres limones
  • 3 claras de huevo
Procedimiento:
  • Haga un almibar punto hilo flojo con el agua y el azúcar. Deje enfriar
  • Agregue el jugo y la ralladura de los 3 limones y coloque la mezcla en el freezer por 10 a 15 minutos.
  • Bata las claras a medio punto (no a nieve). Mezcle con el almíbar al limón bien frío
  • Arme la máquina, hágala funcionar y vaya volcando la mezcla mientras que las paletas giran
  • Al cabo de 20 a 30 minutos, va a obtener un helado absolutamente cremoso, que recomiendo estacionar unas horas en el freezer para que "madure"
Con el mismo procedimiento hice:

HELADO DE YOGURT NATURAL

(para mezclar con frutas o pulpas)
Ingredientes:
  • Un pote de 200 grs. de yogurt natural
  • 100 grs. de crema de leche
  • 100 cc (1/2 taza) de leche
  • 4 cucharadas de azúcar impalpable
Procedimiento:
  • Mezcle rápidamente los ingredientes
  • Arme la máquina, hágala funcionar y vaya volcando la mezcla mientras que las paletas giran
  • Haga funcionar durante 20 a 30 minutos. Cuando lo saque mezcle las frutas o pulpas. También puede dejarlo así para servir con ensalada de frutas...

DELICIOSOS!!

Espero haber exorcizado los demonios infantiles de la máquina heladora... Perdón, mamá! Te juzgué injustamente. Que Dios y los niños me lo reclamen (o se lo reclamen a su analista, qué tanto!) 




El sueño de Moreno...1 pollo, 4 comidas

1 comentarios
Si, sé que suena raro, pero es perfectamente posible preparar 4 comidas para la familia con UN SÓLO POLLO. Hay algunas obviedades que siempre es bueno recalcar:
1. No se trata de comer pollo al horno, sino de preparaciones enriquecidas con pollo, para sumar las proteínas necesarias en toda comida
2. No intente incluir estas cuatro comidas en una sola semana, porque va a aparecer el chascarrillo fácil de que "nos van a salir alas".
Los platos que vamos a preparar hoy son:

  1. Croquetas de arroz y pollo (se acompañan con una ensalada y son un almuerzo fácil para llevar a la oficina o para mandar de vianda para los chicos al colegio o club)
  2. Mc & Cheese (Macarrones con queso, los chicos lo adoran porque lo ven en las series americanas todos los días!)
  3. Ensalada de arroz con pollo
  4. Quesadillas con pollo
La lista de compras para estas cuatro preparaciones:

  • 1 pollo de aproximadamente 2.6 kg
  • 2 cebollas y 2 zanahorias
  • 1/2 kilo de arroz grano largo
  • 1/2 kg. de queso port-salut o de máquina (dambo), o chedar
  • 1/2 doc. de huevos
  • 1 paquete de pasta corta (penne rigatti, por ejemplo, o coditos)
  • 1 paquete de Rapiditas de Bimbo o Tortillinas de Fargo
  • 1 lata chica de champignones (opcional, sólo para hacerse la importante)
PARA COMENZAR:
Corte el pollo en presas y retire la piel. Colóquelo en una bolsa para horno con sal, pimienta unas cebollas y unas rodajas de zanahorias. Agregue 1/2 taza de agua y cierre la bolsa. Hornee por 40 minutos y deje enfriar.
Mientras tanto, hierva el arroz en una olla hasta que esté "al dente" y los fideos en otra, sólo por 6 minutos (hágame caso... después terminaremos la cocción) En ambos casos: cuele, refresque con agua fría y reserve.
Tome el pollo y separe en 4 bowls diferentes la carne desmenuzada:

PARA LAS CROQUETAS: Usaremos la carne de una pata-muslo bien desmenuzada. Mezcle con la mitad del arroz, agregue una de las cebollas y una de las zanahorias (que cocinó con el pollo) bien picaditas. Adicione 3 huevos bien batidos y unas 4 o 5 cucharadas de harina leudante. Coloque por cucharadas en una placa apenas aceitada y cocine en el horno moderado por unos 20 minutos.



MC & CHEESE: Tome los fideos y coloque en una fuente para horno. Rocíe con una taza de leche y condimente con pimienta y nuez moscada. Agregue media pechuga desmenuzada y 150 grs. de queso en cubitos. bata 2 huevos, mezcle con 100 grs. de queso port-salut en cubitos chiquitos. Coloque encima de los fideos y lleve a horno fuerte por 15 a 20 minutos, hasta que se dore... Disfrute!


ENSALADA DE ARROZ CON POLLO: Para hacer una buena ensalada, use la pechuga cortada en cubitos y la zanahoria bien picadita. Mezcle con el arroz y mayonesa . Agregue 1 huevo duro, media lata de champignones y todas las sobras que encuentre en la heladera; éstas pueden ser: pickles picados, zanahoria rallada, jamón picadito, cebollita de verdeo, arvejas, etc.


QUESADILLAS DE POLLO: Desmenuce una pata muslo (mejor si tiene paciencia y saca la carne en hilachas). Mezcle con la cebolla cocida en tiritas, el resto del queso en cubitos y media lata de champignones. Rellene con esta mezcla las rapiditas (o tortillinas), doble a la mitad y dore al horno bien fuerte durante 5 a 8 minutos.



0 comentarios

5 comidas en 1:30 hs... Puede creerme? (bueno, si no es muy ducha, pueden ser unas dos horas)


Ok, seguramente está pensando que esto va a ser como los programas de Utilísima, donde después de batir unas claras por 30 segundos sacan de abajo de la mesada (impoluta) una isla flotante lista para salsearla con un caramelo líquido que sacan de una jarrita.
Pero no, lo que me propongo es que tenga una idea de cómo organizar una mañana de trabajo para que no tenga que cocinar todas las noches. 
Advertencia: Este es un post de comida casera "mentirosa", ya que estaremos usando muchos ingredientes procesados. 

Más cocina casera con trampa: Tallarines con bolognesa

1 comentarios
Inesperadamente tuvo mucho éxito el post anterior sobre la forma más fácil de cocinar para la familia sin tener que recurrir a la laboriosidad de una abejita. Es por eso que hoy decidí revelarles una de las trampas más comunes que yo hago.
Entiéndame bien: amo la cocina, e hice de esto mi profesión, pero muchas veces llego a mi casa a las 21 hs. y mi familia pretende una comida completa, no unos panchos o una pizza.

Lo pimero que debe hacer toda tramposa de la cocina es armar una buena lista de supermercado. Para ello, debe saber que hay productos que resisten el examen de alguien acostumbrado a comer casero y hay otros que definitivamente nos delatarían.
El primer producto delator es la salsa de tomates, he probado muchas (¿todas las nacionales?) y les aseguro que sólo dos resisten el análisis:

Sólo la cazadora y la scarparo de ésta marca valen la pena. Las demás son ácidas y con gusto artificial, que no puede ser mejorado. 
Con alguno de estos sobres, hoy la invito a que cocine estos...

TALLARINES CON SALSA BOLOGNESA

Muy fácil: abra el sobre de alguna de éstas dos salsas y colóquelo en una ollita mediana.

(Esta imagen no es mía, pero no pude determinar a quién debo darle el crédito)

Sin ponerla todavía en el fuego, agregue unos 300 grs. (para 4 personas) de carne picada.
Ahora, con las manos bien limpias, comience a "amasar" la carne dentro de la salsa, es para que quede bien mezclada y separada. 
Lleve la olla al fuego mediano mientras coloca una más grande con agua en otra hornalla. Allí va a hervir estos tallarines:


Puede elegir los más finitos, no hay problema, pero que sean Don Vicente, los de trigo candeal no parecen caseros. 
Cuando la salsa hirvió unos 15 minutos, coloque los tallarines en la olla (obvio agua hirviendo con sal), en 8 minutos van a estar listos. En total necesitó unos 25 a 30 minutos para volver a consagrarse como una eximia cocinera!


Tengo una duda... Usted cocina?

1 comentarios
Estoy acá, sentada frente a la compu, pensando en qué receta les puedo compartir hoy, y tengo una duda: A usted realmente le gusta cocinar o se dió una vueltita por aquí porque ya no sabe qué ofrecerle a su familia?
Voy a postear una nueva sección (que podrá encontrarla por la etiqueta) destinada a solucionarle esa duda existencial que se genera cuando preguntan...

¿¿¿QUÉ COMEMOS HOY???

La receta fácil para no matarse en la cocina y quedar como una reina es: 

Pollo, colita de cuadril, peceto, lomo o cualquier corte tierno que tenga a mano A LA BOLSA
Lo primero que tenemos que saber, es que tenemos que tener siempre un paquete de bolsas de horno a mano. 

No es necesario que compre los saborizadores que vienen con la bolsa, pero si usted no tiene problemas económicos, le ahorrará tiempo y no tendrá que pensar en qué sabor le va a dar a su comida hoy.
Muy bien: supongamos que usted desea ser creativa: Tome el trozo de carne y colóquelo dentro de la bolsa. Si es un pollo, lo mejor será que lo corte en presas (4 u 8, depende del tamaño del animal). A continuación abra un paquete de sopa crema de cebollas o de tomates y vacíela dentro. Sacuda enérgicamente para que se distribuya. 
Si verdaderamente está inspirada, puede pelar cortar unas papas y unas cebollas en cuartos y ponerlas también en la bolsa. (Las frezz-orm son bastantes grandes). Unos trozos de calabaza y unas rodajas de zanahorias la consagrarían como eximia cocinera.
Ahora, coloque el paquete sobre una asadera e introduzca en el horno precalentado. Por favor, no lo cocine en el microondas porque queda como un puchero saborizado. 
Una colita de cuadril  mediana o un pollo de 2.5 kg le llevará algo así como 45 a 50 minutos. Un peceto alrededor de una hora.
Pasado ese tiempo, abra la bolsa, coloque en una bonita fuente... y no le cuente el secreto a nadie!
Pst! Yo suelo preparar varias bolsas, de las cuales cocino, por ejemplo dos (es lo que entra en el horno de mi casa) y dejo dos más preparadas en  el freezer. Cuando llego tarde del trabajo prendo el horno, saco una bolsa y la meto directamente. Por supuesto que tarda más porque está congelada, pero eso me da tiempo de hacer la tarea con los chicos

Tarde lluviosa, tarde de chipá

1 comentarios


Hace muchos años (más de 20), yo vivía en un pequeñísimo departamento y tenía por vecinas a unas chicas correntinas. La abuela de Verónica le mandaba todos los meses un bloque de masa de chipá freezado y ella lo compartía generosamente conmigo. Como en esa época ya me gustaba la cocina, también me mandó la receta, de la cual aún conservo el original.
La única modificación que le hice fué agregar un poco de queso rallado, porque me parece que el queso cuartirolo está un poco desabrido y ya no se consigue ese glorioso mantecoso, amarillento y bien grasoso.

RECETA DE CHIPÁ

3 tazas de harina de mandioca
150 grs. de manteca a temperatura ambiente
3 huevos
3/4 tazas de leche
200 grs. de queso cuartirolo
150 grs de queso rallado
sal y pimienta a gusto

Cortar el queso cuartirolo en cubitos
Batir los huevos apenas
Hacer un volcán con la harina de mandioca. Colocar el resto de los ingredientes en el centro y tomar la masa. No se desanime si parece muy dura y difícil de trabajar. Después de uno o dos minutos se une bien y no debe amasarla demasiado.
Forme bollitos del tamaño que más le agrade. A mi me gustan chiquitos, pero en Paraguay hacen unas zapatillas enormes.
Cocínelos unos 20 minutos en horno moderado a fuerte.
El centro debe quedar chicloso y la base dorada.
Se comen calentitos con mate bien amargo! (ahora, si usted pensó hacerlos para complementar una picadita... invíteme)